¿Te quieres vestir mejor? Aquí te damos,  5 consejos prácticos para vestirte bien.

¿Te quieres vestir mejor? Aquí te damos, 5 consejos prácticos para vestirte bien.

En el mundo se suele creer que vestirse bien es costoso, que las prendas están diseñadas exclusivamente para cuerpos de supermodelos e incluso que es una actividad que requiere mucho conocimiento y tiempo. Pero no es así, es más fácil de lo que te imaginas, y nosotros estamos para ayudarte, toma nota porque solo es cuestión de tener claros algunos puntos clave y considerarlos a la hora de decidir que prendas vas a utilizar.

  1. Un fit correcto es esencial.

Cuando nos referimos al fit de una prenda, nos referimos a su tipo de moldura y ajuste al cuerpo. Alguna vez te has preguntado ¿qué tipo de fit sueles comprar? Seguramente has escuchado los términos Slim fit o Regular fit, estos se refieren a los distintos tipos de ajuste de las prendas. Ahora, hagamos un ejercicio, observa la imagen de arriba, podemos observar a la misma persona utilizando un mismo outfit, pero ¿notas una diferencia?, ¡exacto! A pesar de ser las mismas prendas, en la imagen de la derecha el fit es el apropiado, va de acuerdo con el tallaje, estatura y contextura de la persona. Contrario, a lo que pasa en la imagen de la izquierda, como el fit no es el adecuado la persona se ve incómoda y descuidada.

 

Por esta razón, cuando estas comprando ropa es fundamental que identifiques tu tipo de cuerpo, y el tipo de ajuste que te ofrece esa marca en específico y como se ajusta a tu cuerpo. Es muy importante que te pruebes las prendas y si no estás seguro de una talla siempre te las midas con la ley de 3, por ejemplo, si eres normalmente talla M y no estás seguro de tu talla en una marca que no conoces el tallaje, pide probarte S y L también, con esas 3 medidas vas a encontrar la medida que mejor se ajuste a tu cuerpo.

 

Consejo: Si estás comprando online y no te puedes medir las prendas, pregunta las medidas y compáralas con una prenda parecida que tengas. Y asegúrate que en caso de que definitivamente no sea tu fit puedas hacer cambios y devoluciones de las prendas.

  1. Empieza por lo clásico.

 Existen dos tipos de moda, la clásica o básica y la trendy o de temporada. Como todos lo sabemos los clásicos nunca pasan de moda y siempre serán una opción segura al momento de vestirte. Por esta razón te recomendamos tener clásicos siempre en tu clóset, como lo son las chaquetas azules navy , jeans azul, T- shirts blancas, camisas blancas o azules, mocasines negros.

Si tienes estas prendas en tu clóset no tendrás que tomar demasiado tiempo decidiendo cómo combinar, porque cualquier combinación que elijas va a quedar muy bien y estarás seguro con tu outfit .

 Consejo: Cuando tengas dominio con tus prendas clásicas puedes empezar a incluir y combinarlas con ropa trendy y empezar a experimentar tu propio estilo.

  1. Utiliza colores sólidos
Si tu objetivo es verte elegante y profesional opta por los colores sólidos. Evita las prendas estampadas, con logos muy visibles, o colores demasiado llamativos. Este tipo de prendas distraen la atención de ti, si estás en una entrevista de trabajo o en una reunión de negocios y llevas una camisa demasiado llamativa, la atención de las personas se va a ir a tu prenda y seguramente ignorarán un poco lo que estás intentando comunicar. 

¿Sientes que utilizar colores sólidos es aburrido? Por supuesto que no lo es, no sólo son colores neutros como el negro, blanco, gris y beige. Puedes utilizar paletas de colores cálidos y fríos como vinotinto, verde oliva, rojo, marrón, azul claro, amarillo e incluso rosa. En este punto debes aprender a combinar colores neutros con colores cálidos y fríos, porque no todos los ejemplos de colores que acabo de mencionar combinan entre sí.

Consejo: Identifica tu tono de piel y los colores que la resaltan, ten en cuenta que no a todos nos favorecen los mismos colores, sin embargo, no es ley, tu puedes utilizar tus colores favoritos y sentirte muy seguro de ti mismo.

 

  1. Limpia tu closet
Es mejor tener pocas prendas en tu closet que te quedan bien que tener cientos de que no te quedan bien. Si tienes un clóset inmenso, pero con miles de prendas va a ser muy complicado elegir un outfit, vas a tener tantas opciones como dudas y gastarás mucho tiempo decidiendo. Por eso saca todas las prendas que no uses o que usas muy ocasionalmente, evita acumular prendas innecesarias para ti, y quédate con lo que realmente te queda y sientes bien. Una forma de identificar esas prendas es preguntándote ¿he utilizado esta prenda en los últimos 3 meses? Si la respuesta es sí quédatela, si la respuesta es no sácala, sólo está llenando espacio de tu clóset.

 

Consejo: Toda esa ropa que no usas la puede necesitar alguien más por lo que puedes buscar fundaciones o personas y donarlas. Aquí estarás aportando al medio ambiente dándole un segundo uso y ayudando a la sociedad.

 

  1. Complementa cada outfit con accesorios

Te terminas de vestir, te ves al espejo y ¿piensas que te hace falta algo? ¿te falta ese toque para tener un estilo perfecto? Lo que te hace falta son accesorios. Un buen reloj, un cinturón, unas gafas de sol estos accesorios nunca te van a fallar. Claro que debes escoger los adecuados, los que vayan con el estilo que quieres mostrar y por supuesto con los que te sientas mejor. Recuerda que los detalles lo son todo y ese es el momento adecuado para dar el toque perfecto.

 

Consejo: Intenta jugar con los accesorios, úsalos como acentos únicos dentro de tu outfit pero ten cuidado y no combines todo con todo, si te pones todos los accesorios que tienes al tiempo (sombrero, gafas, bufanda, reloj, cadenas, pulseras) no se va a ver bien, va a ser demasiado y seguramente hasta incómodo de llevar puesto.

 

Estas cinco recomendaciones son clave y te ahorrarán muchísimo tiempo a la hora de escoger que vestir, si las pones en práctica notarás la diferencia y te llenarás de seguridad a cualquier ocasión que asistas.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o simplemente necesitas un consejo con tus prendas no dudes en escribirnos, en Armatura trabajamos para que te sientas seguro, confiado de ti mismo y vivas tu mejor versión y la ropa es un elemento clave.